martes, 14 de mayo de 2019

Coeducación: la importancia de educar en igualdad




Hace unos días asistí a la conferencia ‘'Coeducación: la importancia de educar en igualdad'. Impartida por la pedagoga Soledad Puche Díaz, organizada por la concejalía de Política Social.

Me hubiera gustado ver a muchos más padres y madres en la sala. Aunque educar, educamos todos. Creo que debemos concienciarnos y practicar mucho más la coeducación, en todos nuestros entornos.

“Se entiende por coeducación el proceso educativo que favorece el desarrollo integral de las personas, con independencia del sexo al que pertenecen. Por lo tanto supone el respeto a la diversidad, la visibilización de lo femenino y lo masculino, impulsándolo desde la libre elección”.

Para mejorar el mundo en el que vivimos como dijo la ponente “hay que educar en la igualdad desde la diferencia, sin estereotipos de género, desarrollando las capacidades como personas preparadas para la corresponsabilidad, la autonomía, la toma de decisiones”.

Me llamó la atención, y creo que a todos los que estábamos en la charla, uno de los vídeos proyectados. Mostraba las reacciones de adultos de distinto sexo y edad en una habitación llena de juguetes. Al niño le vistieron de niña y a la niña de niño. La mayoría de los adultos le ofrecieron muñecas a la niña y vehículos y animales al niño. Sin darnos cuenta comentaba la pedagoga “les limitamos, les orientamos a unos u otros juguetes. Y lo hacemos de forma espontánea, nos viene de serie, nos lo han enseñado durante generaciones. Así no les estimulas. Qué habilidades quieres que desarrollen, todas, o no”.

También me sorprendió lo que aportó una madre. Comentó que cuando su niño de corta edad pasea por la calle un cochecito con una muñeca, los hombres que suelen estar fumando a las puertas de los bares dirigen a la criatura todo tipo de improperios y barbaridades.

Comparto parte de lo que escuchamos.

“Hay que educar de forma no sexista y no violenta desde las primeras etapas. De todos los colores, formas y texturas. Con ternura y cuidados sí, aunque sin ñoñerías. Con valoración de lo doméstico y de la autonomía personal. Con juegos cooperativos donde haya que relacionarse. Con práctica de deporte”.

“La igualdad es defender que mujeres y hombres tenemos los mismos derechos. Debemos tener libertad para escoger nuestra propia vida sin que por ello la sociedad nos señale”.

“Lo femenino se sigue asociando a la inestabilidad emocional, falta de control, pasividad, ternura, sumisión, dependencia. Aptitud para las humanidades, intuición, frivolidad, miedo”.

“Lo masculino se vincula a la estabilidad emocional, mecanismos de autocontrol, dinamismo, agresividad, tendencia al dominio, afirmación del yo. Aspecto afectivo poco definido, aptitud para las ciencias, racionalidad, franqueza, valentía”.

“Los modelos sexistas son nocivos. En la mujer implican la exclusión de la acción, la aventura, el riesgo, el poder, la fuerza. La reducción de expectativas a lo doméstico y al cuidado de la familia. Vida centrada en llegar al matrimonio. Esclavitud de la belleza: ser sexis y guapas”.

“En el hombre obligan a demostrar virilidad (masculinidad tóxica), miedo a ‘no dar la talla’, prohibido ‘tener miedo’, no se muestran afectos ni sentimientos, inexistencia del rol de padre, lejanía del mundo doméstico: dependencia. Cuestionamiento si no responden a estos estereotipos”.

“En la educación de los niños influye lo que dices, haces, ven y escuchan. Los videojuegos, los dibujos, la publicidad, las redes sociales etc.”

“Hay que educar a la persona, sin distinciones por ser niña o niño. Cómo pintas su habitación, cómo la decoras. Qué juguetes compras. No pasa nada si a un niño le vistes de rosa, no se va a desintegrar. Hay que dejar que jueguen con lo que deseen, sin predisponerlos, para que el día de mañana se dediquen a lo que quieran”.

“En los talleres de coeducación con alumnos de primaria, preguntándoles si niños y niñas podían jugar con esto o aquello, al acabar un niño se acercó a mí y me dijo al oído: me gustan mucho las muñecas pero me da vergüenza, miedo, decirlo”.  

“El problema no son las diferencias sino la desigualdad. A las niñas hay que mostrarles más referentes femeninos. Desde los 7 años empiezan a percibir, a sentirse, menos inteligentes que los varones. De forma muy sutil esteriotipamos”.

“Todos sabemos que el primer ser humano en pisar la luna fue el astronauta estadounidense Neil Alden Armstrong. Cuantos sabíais que la primera mujer en viajar al espacio fue la cosmonauta soviética Valentina Tereshkova”.

“El 60% del bullying y la homofobia aparecen cuando un niño o una niña se sale del patrón”.

“Sabíais que de los 16 a los 35 años, las probabilidades de morir en accidentes o practicando deportes de riesgo es mucho más elevado para los varones”.

“Las agresiones machistas entre los adolescentes han aumentado considerablemente en menos de siete años. Hablamos de jóvenes entre 14 y 17 años, que empiezan a tener sus primeras relaciones de pareja”.  

“En los talleres que realizamos de coeducación con el alumnado de Primaria se trabaja el intercambio de roles, la empatía, la resolución de conflictos. A las tareas domésticas se les pone un precio. Analizamos los anuncios de juguetes. Y los cuentos clásicos, del siglo XVI, se modifican, se cambian los papeles.
Os recomiendo las colecciones de SuperLola y Lalo y Erase dos veces.
Con el alumnado de Secundaria hablamos de los mitos del amor romántico, las relaciones tóxicas y la violencia de género. Recomiendo el libro de Marina Marroquí, Eso no es amor”.

“Dese casa, educando, podemos hacer muchísimo por nuestros hijos. Tener siempre presente una cosa: lo que no se nombra, no existe. Si no lo ven en casa no lo aprenden. Que el niño pierda jugando es buenísimo, todo un aprendizaje”.

“Cuidado con algunos videojuegos sexistas porque favorecen actitudes tolerantes hacia la violencia de género. Hay que hablar de sexo con los hijos desde muy pequeños, porque desde los once años ya están viendo porno en internet”.







Lalo






lunes, 15 de abril de 2019

Fibromialgia, un nuevo enfoque





Hace unos días asistí a la conferencia ‘Fibromialgia, nuevo enfoque’ impartida por Francisco Berral, doctor en Medicina y Cirugía, especialista en Medicina del Deporte, licenciado en Derecho, catedrático de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, responsable del Grupo de Investigación ESAR-Ejercicio, Salud y Alto Rendimiento, y profesor visitante en universidades de España, Argentina, Brasil y México, entre otros.

La charla organizada por la Asociación de Fibromialgia de Yecla, Afiye, resultó muy interesante. El doctor nos regaló una clase magistral sobre cómo funciona nuestro organismo. Nos explicó que para tratar la fibromialgia “hay que aplicar un enfoque multidisciplinario. Hay que abordar terapéuticamente, a la vez, la alimentación, la microbiota (conjunto de microorganismos, de bacterias, que viven en el intestino), el sistema inmunológico y el sistema nervioso entérico y central”.

Francisco Berral nos mostró que el intestino es una barrera selectiva que permite el paso y la absorción de los nutrientes, bloqueando el paso de sustancias químicas, indeseadas, o patógenos que pueden resultar dañinos. Si nuestra salud intestinal se altera, si llegamos a la permeabilidad intestinal, se producirá una hiperexcitabilidad de las neuronas que desregulará y enfermará a todo nuestro organismo.

Para tratar la fibromialgia el doctor comentó, entre otras cosas, que no actuan sobre los síntomas, sino sobre la desregulación inmunológica, el sistema nervioso central y la disfunción mitocondrial (las mitocondrias son orgánulos celulares que desempeñan funciones esenciales para la fisiologia de la célula) que existe en estos procesos.

Comparto parte de lo que escuchamos porque lo merece, y mucho.

“A finales del siglo XIX Beard descubrió un cuadro clínico de dolor generalizado, similar al que actualmente conocemos con el nombre de fibromialgia. Lo denominó miolastenia”.

“En 1904 Gowers denominó fibrositis a una situación patológica caracterizada por dolores difusos. En 1976 Hench le dio el nombre actual”.

“En 1990 el American College of Rhematologu definía la fibromialgia (FM) como un trastorno crónico, no inflamatorio, que se caracteriza por un dolor músculo-esquelético, por una percepción anormal del dolor, hiperalgesia y alodinia”.

“La Organización Mundial de la Salud, OMS, reconoció en 1992 la fibromialgia (FM) como un trastorno crónico, no inflamatorio, que afecta a las partes blandas del aparato locomotor. Algunos autores la consideran como un síndrome con dolor generalizado, persistente e idiopático (irrupción espontánea o de causa desconocida)”

¿Qué produce la fibromialgia? Se han descrito casos que comienzan después de procesos puntuales, como puede ser una infección bacteriana o viral, un accidente de automóvil, la separación matrimonial o divorcio, un problema con los hijos…En otros casos aparece después de que otra enfermedad diferente modifique la calidad de la vida del paciente, como es el caso de la artritis reumatoide, lupus eritematoso…”


“De cada diez pacientes, nueve son mujeres con edad media de 35 años. Hay evidencias al respecto de una base genética que se expresa ante determinadas circunstancias. Familiares de primer grado de personas con fibromialgia muestran un riesgo multiplicado por ocho de desarrollar la enfermedad”.

“El Dr. Martínez Lavín tras sus últimas investigaciones defiende que la causa de la enfermedad es una alteración del Sistema Nervioso Autónomo. En el Instituto Nacional de Cardiología de México encontraron que los pacientes de fibromialgia tenían una incesante hiperactividad del sistema nervioso simpático, especialmente durante las horas del sueño”.

"El sistema nervioso simpático activa el organismo, lo prepara para reaccionar rápidamente ante una situación de riesgo. El sistema nervioso parasimpático nos permite vovler al estado de calma, de ahorro de energía, de reposo tras estresarnos".

 

"En la actualidad se sabe que la enfermedad se instaura de forma progresiva, comenzando con problemas locales: dolores lumbares, dorsales, de una cadera… para ir incrementándose hasta hacerse generalizados. Se acompañan de otros síntomas como cefaleas, problemas de concentración, sueño irregular y no reparador, malestar profundo post-esfuerzo. Los síntomas intestinales son una constante, con alteraciones del rimo intestinal, estreñimiento o crisis diarreicas”.


“La medicina integrativa ofrece a los pacientes de fibromialgia (FM) una nueva forma de abordar la enfermedad, a través de un tratamiento integral que valora los aspectos globales del individuo. Lo primordial es llegar a un correcto diagnóstico y tratamiento de la misma”.

“En nuestro Servicio del Hospital Viamed de Sevilla realizamos un estudio, un ensayo clínico, con 23 mujeres de 19 a 67 años diagnosticadas de fibromialgia. Con el objetivo de identificar biomarcadores no descritos asociados con la FM y su progresión, para evaluar la eficacia de una batería de tratamientos. Con el tratamiento multidisciplinar que les aplicamos la mejoría en todas las pacientes resultó significativa”.

“Asegurar una buena salud intestinal es esencial en el tratamiento de la fibromialgia. El intestino actúa como primera barrera inmunológica evitando que sustancias químicas indeseadas o patógenos, puedan pasar al interior del organismo. Una mala salud intestinal genera ‘tensión inmunológica’ provocando una sobrecarga del Sistema Inmune”.

“Para determinar la salud del intestino, para detectar intolerancias alimentarias, es necesario una analítica de sangre, Test TMH. Se recomienda a personas que intentan perder peso, pero están estancadas, a los que están cansados habitualmente, con fatiga crónica. A los pacientes con molestias digestivas tales como: hinchazón abdominal, digestiones pesadas, estreñimiento/diarrea crónicos, dolor de estómago o cólico inespecífico, colon irritable. Y a los que sienten molestias derivadas de un sobreesfuerzo, o al practicar un deporte “.



“De cada diez pacientes, nueve con mujeres con edad media de 35 años. Hay evidencias al respecto de una base genética que se expresa ante determinadas circunstancias. Familiares de primer grado de personas con fibromialgia muestran un riesgo multiplicado por ocho de desarrollar la enfermedad”.

“El Dr. Martínez Lavín tras sus últimas investigaciones defiende que la causa de la enfermedad es una alteración del Sistema Nervioso Autónomo. En el Instituto Nacional de Cardiología de México encontraron que los pacientes de fibromialgia tenían una incesante hiperactividad del sistema nervioso simpático, especialmente durante las horas del sueño”.

"El sistema nervioso simpático activa al organismo, lo prepara para reaccionar rápidamente ante una situación de riesgo. El sistema nervioso parasimpático nos permite volver al estado de calma, de ahorro de energía, de reposo tras estresarnos”. 
 
“En la actualidad se sabe que la enfermedad se instaura de forma progresiva, comenzando con problemas locales: dolores lumbares, dorsales, de una cadera… para ir incrementándose hasta hacerse generalizados. Se acompañan de otros síntomas como cefaleas, problemas de concentración, sueño irregular y no reparador, malestar profundo post-esfuerzo. Los síntomas intestinales son una constante, con alteraciones del rimo intestinal, estreñimiento o crisis diarreicas”.

“La medicina integrativa ofrece a los pacientes de fibromialgia (FM) una nueva forma de abordar la enfermedad, a través de un tratamiento integral que valora los aspectos globales del individuo. Lo primordial es llegar a un correcto diagnóstico y tratamiento de la misma”.

“En nuestro Servicio del Hospital Viamed de Sevilla realizamos un estudio, un ensayo clínico, con 23 mujeres de 19 a 67 años diagnosticadas de fibromialgia. Con el objetivo de identificar biomarcadores no descritos asociados con la FM y su progresión, para evaluar la eficacia de una batería de tratamientos. Con el tratamiento multidisciplinar que les aplicamos la mejoría en todas las pacientes resultó significativa”.

“Asegurar una buena salud intestinal es esencial en el tratamiento de la fibromialgia. El intestino actúa como primera barrera inmunológica evitando que sustancias químicas indeseadas o patógenos, puedan pasar al interior del organismo. Una mala salud intestinal genera ‘tensión inmunológica’ provocando una sobrecarga del Sistema Inmune”.

“Para determinar la salud del intestino, para detectar intolerancias alimentarias, es necesario una analítica de sangre, Test TMH. Se recomienda a personas que intentan perder peso, pero están estancadas, a los que están cansados habitualmente, con fatiga crónica. A los pacientes con molestias digestivas tales como: hinchazón abdominal, digestiones pesadas, estreñimiento/diarrea crónicos, dolor de estómago o cólico inespecífico, colon irritable. Y a los que sienten molestias derivadas de un sobreesfuerzo, o al practicar un deporte “.


“En la fibromialgia se produce una alteración de la temperatura corporal. La sangre actúa de refrigerante corporal. Los enfermos de FM no pueden mantener su temperatura de 37º de forma constante. El frío, vasoconstricción, protege a los órganos de la temperatura. El calor, vasodilatación, refrigera nuestro cuerpo. Para esta abertura o cierre del flujo existen comunicaciones y válvulas entre los vasos sanguíneos, son los shunts arterio-venosos, controlados por el hipotálamo (se encarga, entre otras cosas, de coordinar y comunicar dos mundos aparentemente independientes, las neuronas y las hormonas que navegan por nuestra sangre) manteniendo así el equilibrio corporal”.

"Los pacientes con fibromialgia responden de manera diferente a los tratamientos. Esto es probablemente debido a los diferentes mecanismos patogénicos implicados. El sello distintivo fisiopatológico de la fibromialgia es un sistema nervioso central sensibilizado o hiperactivo que conduce a un aumento de la ganancia sobre el dolor y el proceso sensorial. Además, hay que añadir otros mecanismos fisiopatológicos como la disfunción mitocondrial, el estrés oxidativo y un componente inflamatorio interno. De ahi la importancia de un tratamiento con enfoque multidisciplinario con una combinación de modalidades de tratamientos farmacológicos y no farmacológicos".

“Para tratar la fibromialgia hay que aplicar un enfoque multidisciplinario, hay que abordar terapéuticamente, a la vez, la alimentación, la microbiota (conjunto de microorganismos, de bacterias, que viven en el intestino), el sistema inmunológico y el sistema nervioso entérico y central”.

"En el tratamiento de la fibromialgia que ensayamos con 23 pacientes administramos 200 mg/día de Ubiquinol por vía oral durante 60 días, 400 mg/día  de PEA (palmitoiletanolamida) en dosis única durante 60 días. Un complejo nutricional, por vía oral durante 60 días de aminoácidos (arginina, metionina y glicina) vitaminas (D3, E, C y B12) y minerales (magnesio, potasio, fósforo, calcio y cromo).
Probióticos, prebióticos, 1 sesión/semana durante 8 semanas consecutivas, 20 minutos, de estimulación magnética transcraneal de baja intensidad. Exclusión de alimentos: leche (100%), huevo (61%), fruta (37%), trigo (32%) y pescado azul (26%). Dieta reducida entre 300 y 500 kilocalorias, y 45 minutos caminando dos veces por semana al 60%de frecuencia cardiaca".